5 emociones que generan pensamientos y comportamientos limitantes

Nuestros pensamientos se desencadenan principalmente por cómo nos sentimos en un momento o situación determinada. Cuando nuestras emociones son sistemáticamente negativas, nuestros pensamientos serán sistemáticamente negativos. Y dado que nuestro cerebro transforma los pensamientos en comportamiento, es obvio que nos comportaremos de manera que no conduzca al éxito y al bienestar.

Las siguientes 5 emociones podrían estar impidiéndole encontrar la felicidad. Sacarán lo peor, en lugar de lo mejor de ti. Controla tus emociones y los pensamientos y comportamientos resultantes y empezarás a entender por qué la felicidad y el éxito personal son a menudo tan esquivos.

1. Miedo

Miedo al fracaso, miedo a asumir riesgos, miedo al cambio, miedo al rechazo… nos bombardean innumerables miedos que pueden paralizarnos a menos que aprendamos a tomar el control de ellos, porque el miedo equivale a la inacción.

5 emociones que generan pensamientos miedo

Permanece atento a tus miedos específicos y aprende a controlarlos con una autoconversación positiva, afirmaciones y meditación. También puedes eliminar los miedos enfrentándote a ellos y reflexionando sobre si están justificados. En la mayoría de los casos, no lo están. Y en la mayoría de los casos. El miedo se puede eliminar con nada más que una buena planificación.

2. Inseguridad

La inseguridad incluye la inseguridad financiera, la inseguridad laboral o la inseguridad emocional que resulta de relaciones poco saludables. No es difícil ver cómo esta emoción puede consumir tu confianza en ti mismo y alimentar tus miedos más profundos.

Supera las inseguridades tomando medidas. Esto podría incluir acudir a un asesor financiero, perfeccionar tus habilidades laborales o mejorar (o salir) de las relaciones insanas.
Cuando empieces a tomar acciones positivas para eliminar la inseguridad, tu cerebro lo registrará y seguirá manteniéndote proactivo y confiado.

3. La ira

La ira es una emoción tóxica que envenena tu cerebro y tu cuerpo al elevar los niveles de la hormona del estrés. Tanto si expresas tu ira en arrebatos poco saludables como si la reprimes, el resultado es el mismo: estados de ánimo muy bajos, niebla metálica y falta de motivación.

Afronta tu ira expresándola verbalmente de forma tranquila y saludable. Si esto no es posible, libérala mediante una actividad física vigorosa o desahogándote en un diario. Hagas lo que hagas, nunca guardes las botellas de ira. Seguirá influyendo en tus pensamientos incluso cuando no estés pensando activamente en ellos.

4. Duda de sí mismo

Los fracasos y contratiempos nos hacen dudar de nosotros mismos y sentirnos indignos. Estas emociones desencadenan inmediatamente una autoconversación negativa que te mantiene en un estado de vacilación, ansiedad e inacción. Esa molesta voz interior te dirá que eres un perdedor, que no puedes hacer nada bien y que estás destinado a fracasar.

Controla tu autoconversación y, cuando empiece, sustitúyela por afirmaciones positivas sobre todos tus éxitos pasados, tus habilidades y talentos únicos y tu increíble potencial para conseguir grandes cosas.

Esto sí que funciona. Tu cerebro empezará a sustituir lo negativo por los pensamientos positivos y, de hecho, te guiará hacia tu grandeza.

5. Ingratitud

La mayoría de nosotros solemos centrarnos en lo que nos falta, lamentamos nuestra suerte y envidiamos a los que tienen más. La ingratitud es otra emoción tóxica que sólo genera desilusión y amargura. Te hace perder de vista tu propósito.

Cuando aprendes a estar agradecido por lo que tienes, todo el panorama cambia. La gratitud es una emoción asombrosa que inunda tu cerebro con pensamientos positivos que pueden literalmente manifestar más abundancia en tu vida.

Todo lo que tienes que hacer es mirar a tu alrededor y darte cuenta de todas las cosas maravillosas que has estado dando por sentado y que hacen que tu vida sea mucho mejor.

Conclusión

Aprender a dominar tus emociones cambiará tu visión de la vida al cambiar tus pensamientos. Los pensamientos positivos, optimistas, agradecidos y empoderadores encenderán tu cerebro. Manifestaré esos pensamientos en un comportamiento positivo, productivo y que impulse el éxito.

Comienza a dar forma a un mejor, más feliz y exitoso tú aprendiendo a dominar estas 5 emociones limitantes y experimenta por ti mismo los sorprendentes resultados.

 

 

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
>