Los años 80 Ídolos de la Comunicación

by John Nederveen  - marzo 25, 2024

Los años 80 Ídolos de la comunicación

La influencia creciente del vídeo y la televisión convirtió a las estrellas de la música! el deporte y el cine en ídolos internacionales.

El ambiente idealista y antiautoritaria reinante en los últimos 60 dejó paso a unas ideas más rígidas y materialistas en los 70. Para muchos, la muerte del antiguo Beatle John Lennon, ase­sinado de un tiro por un fan en Nueva York en 1980, marcó el inicio del cambio.

Los años ve­nideros verían la llegada de un nuevo estilo de música; la popularidad del vídeo y la televisión por cable dio paso a cientos de nuevas estrellas internacionales, cuyo éxito dependía tanto de sus actuaciones en vivo como de su música.


La pérdida de espectadores obligó a intentar atraer al públi­co deportivo a través de la televisión. El cricket, a pesar de ser un deporte con gran tradición, fue uno de los primeros que se apuntó al cambio.

La cobertura televisiva de los acontecimientos deportivos aumentó de forma considerable, al reconocer las compañías de televisión el enorme potencial comercial del deporte. Las organizaciones deportivas también se beneficia­ron con el cambio, ya que se incrementó tanto el dinero de los patrocinadores como el número de espectadores.

En Occidente, el público que asistía a los cines también volvió a visitar las salas de proyección gracias a las películas taquilleras producidas en Hollywood. Los países en vías de desarrollo mantuvieron su volumen de espectadores e incrementaron la producción de pelícu­las.

El inicio de las emisiones televisivas por cable y satélite amplió la posibilidad de elección. El creciente número de emisoras comerciales, televisiones por cable y empresas de vídeo adquirían derechos de emi­sión y reproducción o aportaban capital para hacer películas, convir­tiéndose en un estímulo para la industria cinematográfica.

La moda en el vestir estaba íntimamente relacionada con los nuevos estilos musicales. Los habitantes de los países prósperos de Asia oriental, como Japón, adoptaban cada vez más la forma de vestir occi­dental, pero también influían en las tendencias internacionales.

Los oc­cidentales comenzaron a interesarse por la ropa, accesorios y artículos del hogar de diseños y marcas japoneses.

Tener estilo exigía estar en buena forma física y ser atractivo. El jogging, el aerobic y los vídeos de gimnasia cobraron mucha populari­dad durante los años ochenta.

De la música disco a la new wave

La música de baile más internacional y popular de fi­nales de los 60 fue la música disco. Había surgido en los clubs privados de Estados Unidos a mediados de la década y se había propagado con rapidez por Europa.

De La Música Disco A La New Wave


Pronto, millones de jóvenes occidentales bailaban al compás de la música disco en clubs nocturnos, locales públicos y hogares. La principal característica de esta música era su ritmo sencillo y no sincopado, fácilmen­te adaptable a cualquier baile moderno.

Los sintetiza­dores y baterías eléctricas sustituían con frecuencia a los músicos y la letra de las canciones estaba supedita­da al ritmo.

No era frecuente que la música se tocara en di­recto, sino que un disc jockey ponía las grabaciones y, al elegir uno u otro corte del disco, marcaba el ritmo de la música. Ésta se acompañaba con juegos de luces intermitentes, con luces ultravioleta que hacían brillar la ropa en la oscuridad y estroboscopios que parecían fraccionar el movimiento en una serie de poses conge­ladas.

Mientras sonaban canciones muy conocidas, los disc jockeys podían interrumpir el sonido para invitar a los que bailaban a que corearan la canción. Desde el exclusivo Studio 54 de Manhattan en la ciudad de Nueva York, donde bailaban las estrellas del rock-, hasta el más pequeño club de provincias, las discotecas eran los lugares ideales para el sábado por la no­che.

También se alquilaban los platos tocadiscos, las luces y los disc jockeys para recrear el ambiente disco en veladas escolares y fiestas de todo el mundo.

 
El ambiente disco podía tener varios matices: a veces, la música era erótica, como en la canción Love to Love You Baby (1976), de la cantante estadouniden­se Donna Summer; el mayor éxito del grupo neoyor­quino Chic, Le Freak, ensalzaba el dinero; el grupo es­tadounidense Village People, integrado sólo por hombres, en su gran éxito YMCA, aireaba el mundo homosexual estadounidense, al tiempo que se burlaba del estereotipo machista.

 
Los grupos y cantantes negros, como Sister Sledge y Gloria Gaynor, también interpretaron éxitos de baile. Pero los mayores vendedores del sello disco­gráfico Motown fueron los Jackson Five y su vocalista Michael, quien se convirtió en solista a los 21 años, con su álbum Off the Wall (1979), del que se vendie­ron 10 millones de copias en todo el mundo. En 1982, el álbum Thriller de Jackson se convertiría en el más vendido de todos los tiempos

La popularidad de la música disco se exten­dió por todo el mundo gracias al estreno en 1977 de la película estadounidense Saturday Night Fe­ver (Fiebre del sábado noche). Su argumento se basaba en un artículo aparecido en una revista de Nueva York, que describía la vida nocturna de los jóvenes italoamericanos del distrito Bay Ridge de Brooklyn.

El guión de la película se centraba en un concurso de baile entre una pareja de hispanos y otra de bailarines italianos. El actor prota­gonista, el americano John Travolta, se convirtió en una estrella de la noche a la mañana, y la banda so­nora, compuesta por el grupo australobritánico Bee Gees, fue número uno en ventas. Uno de los cortes de esa banda sonora, Staying Alive, con su ritmo caracte­rístico en tres tiempos, entró en la categoría de clásico de la música disco. 

El "rap" y la música experimental 

El rap, también denominado "hip-hop", apareció a mediados de los años 70 como un estilo de música distinto acompañado de un baile estrafalario propio de los jóvenes latinoamericanos que vivían en Nueva York. Su ritmo era más fuerte que el de la música disco y se caracterizaba por el uso de baterías electróni­cas, el recitado de poemas callejeros y el scratching (rascado) sonido producido cuando se movía el disco sobre el plato con la mano.

Uno de los primeros éxi­tos rap fue Rapper's Delight, compuesto en 1979 por el grupo estadounidense Sugar Hill Gang.


Paralelamente al rap y a la música disco, surgie­ron otras variantes más experimentales del pop y el rock. El Art rock había aparecido a principios de los 70 con grupos como el británico Emerson, Lake and Palmer, cuyo álbum Pictures at an Exhibition (1971) estaba inspirado en la música de Mussorgsky. 

El grupo alemán occidental Tangerine Dream, y sus coetáneos Kraftwerk elaboraban música electrónica y depresiva, improvisada tanto en directo como en el estudio de grabación. Tangerine Dream fue la primera banda fa­mosa de rock que tocó en Berlín oriental, un hecho que se produciría en 1980. En 1984, el grupo daría un concierto en Varsovia.

 
Un músico solista como el artista británico Da­vid Bowie prosiguió el éxito alcanzado en 1971 con su tema Changes y en 1982 con su álbum The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars. La imagen que Bowie cultivaba difería de la típica­
mente viril de sus contemporáneos y continua­ba la tradición del glam rock de principios de los 70.

Tras sacar su álbum Station to Station en 1976, Bowie se fue a vivir a Alemania occidental. Trabajó junto con otros músi­cos en un estudio próximo al muro de Berlín. De aquella experiencia saldría en 1977 su álbum Héroes, un trabajo im­pregnado de una atmósfera de ruina y decadencia. 

Cuando en 1983 editó su álbum Let's Dance, Bowie había abandonado sus facetas extrava­gantes y se había reinventado como artista que sigue la tendencia en boga.

La música "punk" 

El estilo pretencioso del rock fue atacado por las ban­das punk surgidas en la segunda mitad de los años 70 en Gran Bretaña y Estados Unidos. El término punk en la jerga carcelaria se usaba para denominar a los jóvenes homosexuales se asoció en un principio a la revolución ju­venil de finales de los 60 y a las in­formales "bandas de garaje".

New York Dolls 1973

 

Una de las pioneras del punk fue la banda americana New York Dolls, cuya música airada y de grabación rápida pretendía atacar las tenden­cias seguidas por el gran público en Estados Unidos.


Alarmadas por la agresividad de esta música, las grandes compa­ñías discográficas se negaron al principio a contratar grupos punk, pero las compañías independientes se dieron cuenta de su potencial y los promocionaron. 

Bandas británicas como The Clash y los Sex Pistols, y estadouniden­ses como Los Ramones y Agent Orange, alcanzaron fa­ma internacional. El estilo punk pronto llegó al resto de Europa, donde artistas como Nina Hagen hacían vi­brar a Alemania occidental y otros países.

El punk desafiaba los valores convencionales sociales así como la industria musical establecida. Si esta música tenía algún mensaje, era el grito de resen­timiento contra la decadencia urbana reinante. El baile punk, el pago, era enérgico y violento, concebido para ejecutarse en locales abarrotados, donde el público no tenía espacio más que para dar botes en el suelo.

El grupo Sex Pistols, formado en 1975, atrajo la atención de los medios de comunicación por su con­ducta ofensiva. Sid Vicious y Johnny Rotten estaban dirigidos -y en cierto modo creados- por el empresa­rio Malcom Melaren. La imagen del grupo Sex Pistols era deliberadamente agresiva, anárquica y pesimista.

Su canción God Save the Queen, publicada en 1977 año del jubileo de plata de la reina Isabel II, resultó ofensiva para un amplio sector del público, pero, con todo, se vendió . bien. Sus discos Never Mind the Bo­llocks y Here's the Sex Pistols, aparecidos en 1977, transgredían la Ley de Publicaciones Escandalosas, por lo que fueron retirados de las tiendas y se prohibió su publicidad en televisión.

Sex Pistols

La carrera de los Sex Pistols fue breve. En 1979 Sid Vicious murió por una sobre- dosis de heroína, teniendo pendiente un juicio por el asesinato de su novia, Nancy Spungen.

El estilo "new wave" 

Tras la desaparición del punk a finales de los 70, surgió un movimiento que recuperaba otros estilos: los mods, el rockabilly y el rock duro recobraron popularidad.

Asimismo, apareció en escena una generación de nue­vos grupos new wave, inspirados en el estilo enérgico del punk, pero sin su mensaje social teñido de deses­peración. Algunos de los "nuevos románticos" adopta­ron vestimentas extravagantes y una imagen andrógina que causó sensación.

El fin primordial de su música eran las pistas de baile, y las letras, en vez de tocar te­mas sociales, hablaban por lo general de las relaciones entre jóvenes. El calificativo "nuevos románticos" se aplicó a grupos como los estadounidenses Blondie y B52s, y al británico Japan, cuya gira de conciertos por Japón le proporcionó un nutrido grupo de seguidores, a la vez que inspiró gran parte de su música.

 
Existían otros grupos musicales eclécticos que buscaban la comunión entre la música negra y la blan­ca. La música reggae, procedente de las Antillas, y su máximo representante, Bob Marley se hicieron muy populares y por ello algunos grupos trataron de incor­porar ritmos reggae a su repertorio.

Las bandas mixtas (Two-Tone bands), con miembros blancos y de color, plasmaban el concepto de armonía racial y mestizaje musical. Sus canciones trataban temas amorosos y de vez en cuando políticos, a menudo con letras inteligentes e irónicas.


Conclusión

Los años 80 Ídolos de la comunicación

Hasta aquí el interesante artículo Los ídolos de la comunicación de los 80. Espero que te haya gustado, y si tienes algo que añadir, hazlo insertando un comentario.

Tengo mucho más en mente sobre los 80, así que permanece atento suscribiéndote a nuestro boletín de noticias, o visitando regularmente Quiero Algo Diferente. ¡Gracias por leer este articulo!

Suscríbase Al Boletín De Noticias "Quiero Algo Diferente"

¡Recibe nuestro boletín mensual "Quiero Algo Diferente", con los últimos artículos, consejos y mucho más!

NUEVO!! CURSOS QAD!

Gratis

Secretos de los remedios naturales

John Nederveen

Quiero Algo Diferente un Blog de John Nederveen: El autor, John Nederveen, ha creado este blog en 2007 para compartir su pasión por la música, las culturas, el mundo, la sociedad y el arte.

Quiero Algo Diferente ofrece cursos gratuitos diseñados para aprender de manera relajada y sin presiones,

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

Te puede interesar