Mata Hari la James Bond femenina

By john | biografias

Oct 18

Mata Hari es inocente

Mata Hari es inocente. Tal es la categórica convicción del escritor de novelas de suspense Tomas Ross. Nacida en la capital frisia de Leeuwarden, Margaretha Zelle, mejor conocida como Mata Hari, fue ejecutada el 15 de octubre de 1917 por los franceses. Durante la Primera Guerra Mundial, la bailarina habría ejercido de espía para los alemanes.

 

matahari.jpg

 

Según Ross, Francia buscaba en ese entonces un chivo expiatorio por todos los ciudadanos franceses que murieron en las trincheras. “Fue un clamor injusto de venganza por parte de los franceses”. Ross publica sus hallazgos en la novela “Las lágrimas de Mata Hari: erotismo, intriga, tensión y espionaje a comienzos del siglo pasado”.

Bailarina exótica
Con el correr de los años, Mata Hari se ha transformado en una leyenda. Se crió en Leeuwarden, y luego de su divorcio se mudó a París, donde trabajaba como bailarina exótica. En malayo, Mata Hari significa “ojo del día”, o sea “sol”. “Era una muchacha muy pícara, muy audaz”, cuenta Evert Kramer, del Museo Frisio de Leeuwarden, que tiene una exposición dedicada a esta célebre holandesa.

Aunque ya hace 90 años que está muerta, Mata Hari sigue siendo una fuente de inspiración. No sólo debido a su final violento, como explica Kramer, sino también por su carácter feminista, su espíritu independiente y su erotismo. Estos factores alimentan la fascinación que existe por su vida.

Doble espía
Durante décadas se ha especulado si Mata Hari realmente fue una doble espía para los franceses y alemanes durante la Primera Guerra Mundial. En 1917, se la condenó a muerte por espionaje, tras un corto proceso.

Los secretos que rodean los archivos de este juicio llevaron a Ross a escribir el libro. “Estaba muy intrigado por el hecho de que los archivos sobre Mata Hari no podrán abrirse hasta cien años después de su muerte. Uno se pregunta el porqué de tanto misterio. Los archivos en general deben ser hechos públicos para la investigación histórica”, opina Ross.

 

mata_hari.gif

 

Inocente
Hasta dentro de una década, cuando se abran los archivos, no quedará claro cuáles fueron los motivos que llevaron a los franceses a ejecutarla. Tomas Ross se atreve a dar ya un anticipo, luego de haber estudiado libros y archivos de Alemania e Inglaterra: Mata Hari era inocente. “En sí no es una conclusión tan espectacular, porque el tribunal francés que la condenó, dejó entrever luego de la ejecución que no tenía tantas evidencias contra ella,” explica Ross. “Se acostó con varios militares alemanes, y alguna que otra vez aceptó dinero, eso es todo.”

Culpable
Evert Kramer no se muestra convencido ante la conclusión de Ross. “Yo la encuentro más culpable de lo que hemos querido creer. Para ello me baso en su biógrafo más importante, Sam Wagenaar, quien escribe sobre un informe secreto proveniente de archivos alemanes en los que aparece el nombre en clave de la holandesa. En tal caso, no se puede seguir afirmando su inocencia,” concluye Kramer.

Mala espía
La Mata Hari del libro de Ross no es diferente de la figura histórica. Aún así, el escritor relativiza su importancia como espía. “Todavía existe la idea de que Mata Hari era una súper espía, una mujer fatal que seducía hombres y les sacaba información que luego vendía. Como una especie de James Bond femenina, sabía salvar todos los escollos. Esto no es verdad. Mata Hari, o más bien Margaretha, era bastante necia, indiscreta, avarienta, y se iba a la cama con todo el mundo. Era la peor espía que uno podría imaginarse.”

About the Author

(1) comment

Add Your Reply