Willie Simts el salvador de orangutanes

By john | el mundo

Feb 12

willie_orangutanes
Al conservacionista holandés Willie Simts sólo le tomó un par de años plantar todo un bosque nuevo donde dar refugio a orangutanes amenazados. El flamante bosque, que está situado cerca de la ciudad de Balikpapan, en la isla indonesia de Kalimantan, genera ahora tanta lluvia que Smits proveerá de agua potable a esa localidad.
El ecologista espera que cuando la población se dé cuenta de que para tener agua potable depende del bosque no lo destruirá y en consecuencia no privará a los simios de su hábitat natural……..

Willie Smits se sube a una torre de observación con tres visitantes alemanes. Con orgullo muestra las copas de los árboles que recubren la reserva de Samboja Lestari. “Hace seis años, esto era sólo una pradera”, comenta. Los alemanes llegaron allí para ver a los orangutanes, que Smits y su Fundación para la Supervivencia de los Orangutanes (Borneo Orangutan Survival, BOS) protegen en Samboja Lestari.
El holandés Smits es un reputado ecologista que se ha hecho mundialmente famoso por su defensa de los primates. Los simios están desapareciendo de los bosques tropicales indonesios como consecuencia de la deforestación y las plantaciones de palma aceitera.

Cambio climático
La plantación de una importante parcela de bosque forzosamente influye en el microclima local. Y, en este caso, con resultados muy favorables, como explica Smits:

“Sí, parece increíble pero, realmente hemos cambiado el clima en esta zona.Hemos plantado 2.000 hectáreas de bosque mixto con 2.400 especies diferentes de árboles. Nuestras mediciones demuestran que después de seis años la nubosidad que cubre Samboja Lestari ha crecido un doce por ciento. La cantidad de precipitaciones ha aumentado el año pasado más de un 25 por ciento. El bosque joven se encarga de refrescar la atmósfera y atraer nubes de lluvia”.

Consumo humano
Una mayor cantidad de lluvias ha dado como resultado una menor incidencia de incendios forestales en la húmeda geografía de Samboja Lestari. No hay que olvidar que los incendios forestales son una plaga recurrente que azota cada año a Indonesia. “Nuestro bosque se protege a sí mismo del fuego porque genera mucha lluvia”, aclara Smits. Y el agua que cae en Samboja Lestari ha demostrado ser apta para el consumo humano. Esa comprobación ha dado a Smits la idea de suministrar agua potable a la ciudad de Balikpapan, a 30 km de distancia de Samboja Lestari.

Corazón económico
Balikpapan es, por la extracción de petróleo frente a sus costas, el corazón económico de Kalimantan. Pero, si no se hace algo, dentro de cinco años la ciudad no tendrá agua potable. El agua del mar que rodea la ciudad ha afectado las reservas subterráneas de agua dulce de Balikpapan. No es de extrañar entonces que a Willie Smits le haya costado muy poco trabajo convencer al alcalde de Balikpapan de la necesidad de su proyecto de agua potable. Al mismo tiempo la Empresa de Agua de la provincia neerlandesa de Drenthe (WMD, según su sigla en holandés) se mostró interesada en el proyecto. WMD se encarga ya de la gestión de agua en las Molucas y en la isla de Célebes (Sulawesi) mediante un acuerdo de cooperación llamado “asociación público-privada”. Para la empresa neerlandesa el proyecto de Willie Smits constituye una excelente ampliación de sus actividades en Indonesia. Por su parte, el ministerio de Relaciones Exteriores de Holanda, no se ha quedado de manos cruzadas y ha destinado 20 millones de euros para subvencionar el “plan de extracción de agua” de Willie Smits.

Cristalina
Ahora bien, ¿cómo se logra que el agua sea tan limpia? En realidad, la respuesta es muy simple. Smits asegura que, a rasgos generales, es la propia naturaleza la que se encarga de ello:

“Todo lo hace el mismo bosque, hemos construido varios diques pequeños para que el agua se infiltre lo máximo posible en el suelo. Las raíces y la hojarasca pueden filtrar entonces el agua en el suelo forestal. A continuación el agua se escurre lentamente hacia los pequeños ríos que nos dan agua limpia y cristalina. Si fluyera rápidamente sobre la superficie arrastraría consigo una enorme cantidad de lodo que obligaría a potabilizar el agua para el consumo de Balikpapan, lo cual encarecería el proceso.”

La conversión a agua potable se logra mediante la aplicación de una técnica de membrana y luz ultravioleta. Posteriormente el agua podrá ser transportada a la ciudad a través de un acueducto.

Un hábitat permanente para orangutanes
Smits reconoce que los orangutanes también se beneficiarán de este proyecto de agua potable, porque el agua será un buen motivo para garantizar la supervivencia del bosque. Smits había hecho de todo para proteger los bosques tropicales de Indonesia, el hábitat por excelencia de los primates: desde disparar clavos en los árboles para que se rompieran las motosierras de los taladores ilegales hasta patrullar la zona pero, sin resultados. Smits confía que la población local tome conciencia de que depende de los bosques para obtener agua potable. Si ello ocurre, dejará de talar los árboles.

About the Author