Pozos de agua subterránea

By john | el mundo

Apr 06

Pozos de agua subterránea

Pozos de agua subterránea

“Es realmente ridículo”, dice Cees van Beek, quien ha investigado el fenómeno del atascamiento de los pozos de agua para su trabajo doctoral en la Universidad Libre de Ámsterdam. “Los pozos son extraordinariamente importantes para la salud, la agricultura, la economía, y proporcionan excelente agua potable. Por lo tanto hay que buscar otra manera para que sigan funcionando”……………………

Cuatro mil personas mueren cada día por falta de agua potable. Esto ha sido calculado por la Organización Mundial de la Salud, OMS. Pozos de agua subterránea, con los que el agua puede subir limpia y filtrada a la superficie, pueden ayudar a controlar el problema. En todo el mundo hay millones de pozos. Desgraciadamente un pozo suele atascarse con el tiempo.

“Es realmente ridículo”, dice Cees van Beek, quien ha investigado el fenómeno del atascamiento de los pozos de agua para su trabajo doctoral en la Universidad Libre de Ámsterdam. “Los pozos son extraordinariamente importantes para la salud, la agricultura, la economía, y proporcionan excelente agua potable. Por lo tanto hay que buscar otra manera para que sigan funcionando”.

Atasco
Las pequeñas grietas y agujeros son esenciales para la calidad del agua pero también sirven para evitar que el pozo se atasque. Van Beek ha investigado exactamente la razón.

“Las pequeñas grietas en el conducto de plástico pueden atascarse. Esto ocurre a causa de la lluvia química. Pero también los pequeños agujeros puede taponarse por minúsculas partículas de arcilla o arena.”

Se trata de dos formas distintas de atascamiento. Una es química: las grietas del conducto de plástico se atascan con formas cristalinas de lluvia química. La otra es la denominada mecánica: partículas de suciedades como arena o arcilla se concentran en el límite entre el suelo circundante y el pozo. El agujero es, al fin y al cabo, perforado en suelo de roca y el agua puede transportar dichas partículas cuando es extraída.

Prevenir
En ambos casos, el pozo cada vez da menos agua hasta que se tapa por completo. Van Beek ha investigado cómo se puede prevenir este problema.

Parece extremadamente simple:
“En caso de un atascamiento químico, que, de hecho, es un proceso muy lento, se puede prevenir a través del paso continuo del agua. Es decir, seguir bombeando continuamente. El otro tipo de atascamiento, a causa de partículas en la pared de perforado, se puede prevenir justamente con lo contrario, a través de la interrupción del bombeo. El efecto de pulsación en este caso es suficientemente fuerte como para volver a ‘limpiar’ la pared de perforado”

Mirar hacia abajo
En realidad resta solamente una pregunta: ¿Cómo se sabe si el pozo tiene problemas de atascamiento químico o si se trata de partículas pequeñas en la pared de perforado? Hasta eso parece ser fácil de responder. Cuando el pozo comienza a dar menos agua, hay que abrirlo y mirar hacia abajo por el conducto de plástico. Si se ve sarro, se trata de un atascamiento químico. Si el agua está baja pero el conducto de filtro está limpio, se trata de un atascamiento mecánico de la pared de perforado.
¿Cuánto tiempo puede seguir operando el pozo si se toman estas medidas? Cees van Beek responde entusiasmado: “En principio, ¡para siempre!”

Trabajos manuales
La manera cómo funcionan los pozos de agua exactamente, queda demostrada a través de ciertos trabajos manuales.
– Con un balde de plástico se puede imitar el agujero de un pozo.
– En medio del balde se coloca un conducto de plástico con pequeñísimas grietas en sus costados.
– Después se echa arena gruesa a través del conducto en el balde.
– Finalmente se vierte agua contaminada con ramas o basura en la arena

Al cabo de unos momentos surge agua filtrada en el balde. En el caso de un pozo verdadero, donde el agua subterránea natural proviene del suelo, se bombea hacia arriba, lista para ser utilizada.

Consejos para un pozo funcional

1. Limpiar las paredes inmediatamente después de perforado. (Quitar todas las partes sobrantes.)

2. Cerrar el entorno de la perforación alrededor del tubo de plástico con una capa de algunos metros de espesor de arcilla impermeable, de modo que no pueda gotear más agua contaminada con bacterias.

3. Controlar muy bien el nivel de la producción de agua. Si disminuye, revisar visualmente la perforación.

4. Si se aprecia sarro en el tubo se trata de un atascamiento químico. Si se continúa bombeando regularmente, el atascamiento no aumentará, e incluso hasta es posible que disminuya.

5. Si el agua está baja, pero el tubo está limpio, se debe a pequeñas partículas en las paredes de la perforación. Activar y desactivar frecuentemente la bomba con el fin de que se desprendan.

Fuente: Thijs westerbeek van Eerten

About the Author