El Louvre y El Louvre Abu-Dhabi

By john | Arte

Feb 19

Inversiones de 250 millones de euros, 8.000 m2, más de espacio de exposición y la apertura de un departamento dedicado a las artes del Islam: el museo del Louvre, uno de los más importantes del mundo, prepara un ambicioso proyecto de ampliación. Los trabajos, que se extenderán hasta 2020, incluyen asimismo nuevas instalaciones educativas, la creación de un centro de investigaciones y la reorganización del espacio de recepción del público, hoy concentrado bajo la pirámide de vidrio del arquitecto Ieoh Ming Pei.

La célebre pirámide fue construida hace dos décadas, cuando el museo pensaba llegar a una frecuentación de 4,5 millones de visitantes anuales, cifra que alcanza hoy los 8,3 millones, como consecuencia de lo cual las infraestructuras de recepción son insuficientes. El Museo recalca que estos trabajos se harán “respetando la obra de I.M. Pei”. El conjunto de las obras del proyecto, algunas de las cuales están ya en marcha, fue presentado esta semana a la prensa por la ministra francesa de Cultura, Christine Albanel, y el presidente del museo, Henri Loyrette. Su costo global alcanzará unos 250 millones de euros, y es financiado principalmente por el Estado francés, pero también gracias al mecenazgo y a la utilización de parte de los fondos que entregará al museo el emirato de Abu-Dhabi por la utilización del nombre “Louvre” en su futuro “Louvre Abu-Dhabi”.

 

louvre-abu-dhabi.jpg

Las autoridades del museo anunciaron asimismo la creación de un centro de almacenamiento, restauración e investigación común a diversos museos parisinos. Este lugar será instalado en la región parisina y reunirá las reservas del Louvre y las de los museos de Orsay, de Artes Decorativas, de la Orangerie y de la Escuela de Bellas Artes.

Todas estas instituciones podrían ser afectadas en caso de inundación provocada por una gran crecida del Sena. “Los accidentes climáticos observados en Dresde, Nueva Orleans y Gran Bretaña, recientemente, deben llevarnos a considerar el riesgo de crecida excepcional” del Sena, señalaron.

Además del objetivo de conservar las obras de arte en un lugar protegido, el nuevo centro reunirá laboratorios y talleres, que permitirán “aumentar los medios de los museos nacionales en materia de restauración e investigación”. En el edificio del museo, un antiguo palacio real, el departamento dedicado a las artes del Islam, creado en 2003, abrirá sus puertas en el 2010 en un espacio de 3.000 m2 en el que se presentarán 10.000 piezas de la colección. Las salas actuales se destinarán al arte bizantino, cuya colección está hoy repartida en diversas salas.

Se renovarán y reorganizarán también las salas dedicadas al mobiliario del siglo XVIII y a la pintura francesa e inglesa de los siglos XVII a XIX, y se restaurará asimismo otro sector del palacio, el Patio de la Esfinge, que integrará el espacio dedicado a las antigüedades etruscas y romanas.

 

louvre.jpg

En otro sector, el pabellón Sully, se organizará una visita dedicada al palacio del Louvre, en tanto obra de arte en sí mismo, con un recorrido cronológico que irá desde la Edad Media hasta el actual museo. En el Pabellón Flore, donde se encuentran hoy los talleres de restauración, se organizará un espacio pedagógico, en el que el visitante accederá a una especie de código, o “instrucciones de utilización”, del museo, que le dará las claves para comprender un museo y la complejidad de las colecciones. Finalmente, se prevé la renovación del jardín de las Tullerías, situado junto al museo y bajo su autoridad, y en el cual se expondrán obras de arte contemporáneo.

About the Author